Promoviendo la regulación emocional y fomentado la resiliencia

VER ARTÍCULOS
Promoviendo la regulación emocional y fomentado la resiliencia

“Las emociones negativas interfieren en el aprendizaje de los niños” (Richard Davidson)

 

Nuestra edad más fuerte para el aprendizaje a nivel social es la edad preescolar, es por esto que es el momento  perfecto para enseñar a manejar el área emocional, ya que como hemos comprobado nuestra comunicación con los otros esta mediada por nuestras emociones. Estas nos permiten transmitir lo que nos sucede en determinados momentos.

La auto-regulación se vincula con el control de emociones, de estrés, de impulsos, del comportamiento, permitiendo pensar  y enfocar la atención en una tarea determinada. Estas situaciones implican la habilidad para controlar los propios impulsos y  parar alguna conducta si es necesario así como la capacidad para iniciar alguna actividad.

Cuando somos capaces de detectar nuestra emociones y saber si nos agradan o no, es posible hacerles frente y solucionar las adversidades de una manera más efectiva lo que influye en el término de resiliencia.  La resiliencia es la capacidad que tenemos de aprender de los eventos negativos y salir incluso fortalecidos de estos e implica la resignificacion de los eventos problema.   

Cuando logramos que nuestros niños regulen sus estados emocionales estamos fomentando la resiliencia de estos, ya que también les estamos enseñando a comprender los eventos y así resinificarlos de una manera mucho más efectiva para la vida de nuestros pequeños.

La resiliencia no es solo una característica estable, si no implica además una serie de procesos sociales e intrapsiquicos (actitudes, comportamientos, estrategias…)  que pueden desarrollarse por cualquier persona y posibilitan tener una vida adaptada en un entorno adverso (Moran, 2015)

Para que la resiliencia se afiance a partir de la regulación debemos hablar con los niños sobre los eventos que son difíciles para ellos que alrededor de los sucesos exista una conversación en la cual se analice lo sucedido, se evidencie el aprendizaje y la posibilidad de seguir adelante.

Bibliografia

Moran, M. (2015). Resiliencia en adolescentes y su relación con la inteligncia emcional. Universidad de Valladolid. Tomado de internet el dia 9 de enero de 2018 https://uvadoc.uva.es/bitstream/10324/15010/1/TFM-g%20488.pdf


Laura Mejia Psicologa infantil